Crisol sugiere

Cincuenta sombras más oscuras

Segunda parte de la trilogía de la que habla todo el mundo. La romántica, sensual y erótica historia de la relación entre una estudiante universitaria y un joven multimillonario.

Intimidada por las peculiares prácticas eróticas y los oscuros secretos del atractivo y atormentado empresario Christian Grey, Anastasia Steele decide romper con él y embarcarse en una nueva carrera profesional en una editorial de Seattle.

Leer más

Noticias Crisol

El intenso y triste libro de García Márquez que te enseñará lo que es el amor verdadero

¿Sabías que el cabello sigue creciendo después de que la persona murió? Para ser exactos, crece un centímetro por año. Sé esta información porque un día llegó a mí el libro “Del amor y otros demonios”, una de las obras más románticas y trágicas de Gabriel García Márquez. 

Leer más

CUANDO AGATHA CHRISTIE SURFEABA

Jueves, 30 Junio 2016
Autor: Libropatas
 
agathachristiejpg_20160630141052.jpg

No solo desapareció ella misma en una ocasión de forma muy misteriosa y no solo escribía en la bañera (o en la cocina de su casa) sino que además fue pionera en cosas sorprendentes. Agatha Christie fue una de las primeras mujeres surferas inglesas y posiblemente una de las primeras personas británicas en hacer surf (se tiene noticias de que Eduardo VIII lo había hecho, pero nada más).

Una investigación así lo demostró ya hace unos años. Uno de los responsables del Museum of British Surfing descubrió que Christie y su primer marido, Archie, fueron unos de los primeros británicos que aprendieron a surfear. ¿Por qué lo hicieron? Después de la I Guerra Mundial, Archie se convirtió en uno de los organizadores de un tour propagandístico de una exposición sobre el Imperio Británico, que se iba a celebrar en Londres en 1924. En 1922, el matrimonio partió a la aventura, o lo que es lo mismo, a viajar para que el marido hiciese su trabajo. En febrero de 1922 estaban en Sudáfrica y Agatha Christie observó por vez primera a los surferos por primera vez. En agosto estaban en Honolulu, Hawai, y de observar pasaron a participar. Los Christie recibieron sus primeras lecciones de surf.

La experiencia fue memorable y la propia Agatha Christie escribía, en cartas a su madre y hermana, que había sido una experiencia celestial. “No hay nada como ello”, apuntaba. Ella misma dejó escrito que en sus pinitos con el surf había logrado ser bastante eficiente.

 

Foto SurferToday

 Fuente: http://www.libropatas.com/destacado/cuando-agatha-christie-surfeaba/