Crisol sugiere

Diario de Nikki 10

Cuando Brandon le pide ayuda a Nikki con un tema bastante peludo, ¡no se puede negar! Así que tendrá que cuidar de siete cachorros adorables en casa, A ESCONDIDAS de sus padres, una hermana bastante entrometida, todo uninstituto y? una chica manipuladora que busca venganza, Mackenzie Hollister. Pero, sin duda, si alguien puede hacerloes Nikki? eso sí, ¡no sin hacer alguna pifia y tener algunos sustos por el camino!

Leer más

Noticias Crisol

Por el amor a una mujer: una carta de Bukowski que explica su visión del amor

Si se está enamorado resulta simple recurrir a la función poética de la lengua para embellecer todo pensamiento, y darle paso a la inspiración —si suponemos que todos quisieran escribir sobre ello—. Por otro lado, aferrarse a lo que en realidad sólo era una incompatibilidad emocional es un acto suicida; literal, la depresión del desamor ha orillado a muchos a cometer suicidio, pero no sin antes carcomerlos con una demoledora tristeza que los conduce al extremo del sufrimiento emocional, a tal grado de no querer vivir más; tal demencia es aún más difícil de plasmar.

Leer más

CUANDO AGATHA CHRISTIE SURFEABA

Jueves, 30 Junio 2016
Autor: Libropatas
 
agathachristiejpg_20160630141052.jpg

No solo desapareció ella misma en una ocasión de forma muy misteriosa y no solo escribía en la bañera (o en la cocina de su casa) sino que además fue pionera en cosas sorprendentes. Agatha Christie fue una de las primeras mujeres surferas inglesas y posiblemente una de las primeras personas británicas en hacer surf (se tiene noticias de que Eduardo VIII lo había hecho, pero nada más).

Una investigación así lo demostró ya hace unos años. Uno de los responsables del Museum of British Surfing descubrió que Christie y su primer marido, Archie, fueron unos de los primeros británicos que aprendieron a surfear. ¿Por qué lo hicieron? Después de la I Guerra Mundial, Archie se convirtió en uno de los organizadores de un tour propagandístico de una exposición sobre el Imperio Británico, que se iba a celebrar en Londres en 1924. En 1922, el matrimonio partió a la aventura, o lo que es lo mismo, a viajar para que el marido hiciese su trabajo. En febrero de 1922 estaban en Sudáfrica y Agatha Christie observó por vez primera a los surferos por primera vez. En agosto estaban en Honolulu, Hawai, y de observar pasaron a participar. Los Christie recibieron sus primeras lecciones de surf.

La experiencia fue memorable y la propia Agatha Christie escribía, en cartas a su madre y hermana, que había sido una experiencia celestial. “No hay nada como ello”, apuntaba. Ella misma dejó escrito que en sus pinitos con el surf había logrado ser bastante eficiente.

 

Foto SurferToday

 Fuente: http://www.libropatas.com/destacado/cuando-agatha-christie-surfeaba/