Historias para leer en una tarde

 

Algunas veces solo queremos una historia que nos mantenga enganchados por unas cuantas horas, tal vez acompañándonos durante un viaje o cuando tenemos varias horas libres entre una actividad y otra, o simplemente cuando queremos pasar la tarde sumergidos en una buenísima y breve lectura.


Hemos elegido cinco libros de referencia, diferentes entre sí, pero que realmente pueden ser leídos en pocas horas: son cortos pero adictivos:


Un mundo feliz, de Aldous Huxley. Escrito en 1932, la sociedad utilizaría la genética y el clonaje para el condicionamiento y control de los individuos. En esa sociedad futurista, todos los niños son gestados en probetas y son genéticamente programados para pertenecer a cinco categorías de población, de mayor a menor inteligencia. Se describe también lo que sería una dictadura perfecta con apariencia de democracia. Un sistema de esclavitud que se sostiene gracias al consumo y al entretenimiento. Un clásico de la novela de ciencia ficción. Aquí

Wonder, de R. J. Palacio. Todos deberíamos recibir una ovación al menos una vez en nuestra vida porque todos vencemos al mundo. August es un niño diferente al resto, es por eso que vive encerrado en su casa, con su familia, con su fiel perra Daisy y viendo las historias de Star Wars. Pero tiene que ingresar a la Secundaria y no puede seguir viviendo en esa burbuja. August solo quiere ser tratado como un igual. Una historia sobre crecer en la adversidad aunque siempre hay una mano amiga. Aquí

Carrie, de Stephen King. Fue la primera novela publicada del rey del terror, en 1974. Escrita como una crónica epistolar, relata la destrucción del pueblo de Chamberlain, Maine, a manos de la estudiante Carrietta Carrie White. En ella se cuenta el acoso escolar que sufre la protagonista por la forma de vestirse y el maltrato psicológico por parte de su madre y de sus compañeros de clase. Una lectura fascinante. Aquí

La selección, de Kiera Cass. Son 35 chicas que tienen la oportunidad de cambiar sus vidas ya que compiten por ser la esposa del príncipe heredero Maxon. Eso fascina a todas excepto a América Singer, a quién la competencia le importa muy poco ya que está enamorada de Aspen, un chico de condición social inferior a la suya. No la seduce la idea de vivir en el Palacio Real pero las cosas no salen como ella las tenía planeada. Aquí

Las aventuras de Tom Sawyer, de Mark Twain. Escrita entre 1876 y 1878, nos cuenta las peripecias de un niño con mucho ingenio y pericia que pone de cabeza al pueblo entero. Esta novela ambientada en San Petersburgo, una ciudad ficticia que se ubica a las orillas del río Missisipi, es tan divertida que no podrás dejar de leerla hasta del final. Aquí

Te podría interesar...