Así ocurrió: Hace 20 años murió el escritor Julio Ramón Ribeyro

Así ocurrió: Hace 20 años murió el escritor Julio Ramón Ribeyro

Siempre con un cigarrillo en los labios, siempre escribiendo buenas historias en su máquina de escribir, así recordamos a Julio Ramón Ribeyro. Era hincha de Universitario de Deportes y de Lolo Fernández, no le gustaba las cámaras ni las entrevistas. Este tímido escritor es considerado uno de los más queridos y leídos de la literatura peruana.

Sin embargo su primer contacto con las letras fue a través del Derecho, aunque luego lo abandonó. Su pasión por la literatura pudo más, es así que viajó primero a Francia y después a España. Pero todo no fue fácil para Ribeyro, mientras escribía, tenía que ganarse la vida trabajando en miles de oficios, desde conserje de hotel hasta recogedor de periódicos viejos. Precisamente una de sus grandes obras 'Los Gallinazos sin plumas' vio la luz en París el año 1955.

A inicios de los años 70 se le descubrió un cáncer en el estómago, que milagrosamente lo supo controlar. Sus obras más exquisitas como ‘Sólo para fumadores’, los ensayos de ‘Dichos de Luder’; y ‘Relatos santacrucinos’ fueron publicadas entre los años 80 y 90.

Entre sus idas y venidas al Perú, se recuerda mucho la del 16 de junio de 1992, cuando Ribeyro presentó el cuarto volumen de “La palabra del mudo”, tanto fue la expectativa que mucha gente se quedó fuera del auditorio de la Municipalidad de Miraflores, cientos de voces decían: “Julio es del pueblo”.

El 4 de diciembre dejó de existir. El epitafio de su tumba se lee el último texto de prosas apátridas: “La única manera de continuar en vida es manteniendo templada la cuerda de nuestro espíritu, tenso el arco, apuntando hacia el futuro”.

Fuente: El Comercio