Charles Dickens en 7 curiosidades

Charles Dickens en 7 curiosidades

1. Una familia pobre y un padre problemático

Ahí donde vemos ahora su figura, Dickens nació en realidad sumido en la pobreza y en la soledad. Hasta los nueve años no pudo empezar la escuela (quien lo diría) y tuvo que comenzar a trabajar en una fábrica de niño porque metieron a su madre en la cárcel por impagos. Y así se definía él: "un niño muy pequeño y no especialmente cuidado".

2. No quería estatuas, pero poco caso le hicieron

Al morir a la edad de 58 años por un derrame cerebral, vieron que había dejado por escrito que no quería ningún monumento por su muerte (hombre humilde, dónde cabe). Al principio cumplieron su deseo, pero finalmente acabaron levantándole una estatua en Estados Unidos.

3. Creó un refugio para formar a mujeres marginadas

En una época en la que las mujeres tenían pocas o ninguna opción para abastecer a sus familias, muchas caían en la prostitución, un crimen que era castigado duramente. En 'Urania House', una casa que Dickens ayudó a construir, estas mujeres podían aprender a leer y a escribir. El escritor se tomó en serio el asunto: visitó asilos de pobres e incluso prisiones para buscar posibles candidatas que entraran a su "escuela" (¡e incluso las entrevistó!). Finalmente, salieron "graduadas" del refugio alrededor de 100 mujeres.

4. Su apellido "Dickens" viene de una maldición inventada por Shakespeare

Para evitar blasfemar con la expresión 'What the devil?' (en español, 'qué demonios'), la gente de la época comenzó a decir 'What the Dickens?' Según el diccionario de inglés de Oxford, la palabra fue usada por primera vez por Shakespeare, que era muy propenso a inventar nuevos términos. Se cree que el apellido de Charles Dickens viene por ahí (todo queda entre escritores).

5. Gran fan de Don Quijote de la Mancha

Así es. El famoso inglés también era un apasionado del libro español que más vueltas ha dado al mundo.

6. Quería ser actor

Antes de empezar con esto de la escritura, tenía oro objetivo en la vida: actuar en el teatro. Sin embargo, tuvo que dejarlo porque una gripe le impedió presentarse para un papel (quizás obra del destino, quién sabe).

7. Gran defensor de los derechos humanos

Seguramente fue su historia pasada lo que le llevó más tarde a centrar sus libros en la injusticia, la pobreza y el crimen. Sin embargo, Dickens no centró su crítica solo en sus libros. También luchaba cada día por eliminar el trabajo infantil (del que él mismo fue víctima), e intentó luchar en contra del racismo y la pena de muerte que reinaba en Estados Unidos.

Fuente: Personajes Históricos