Inauguran alucinante librería laberíntica

Inauguran alucinante librería laberíntica

Escaleras, espejos y libreros con forma de lámpara, son algunos de los elementos arquitectónicos que conforman este espacio en el centro de China.

La tienda de libros Zhongshuge Bookstore acaba de abrir en Chongqing, China, y está inspirada en la rica historia literaria de esta ciudad, cuyos paisajes y sitios históricos han atrapa­do a escritores desde la antigüedad. Quien visita esta tienda de 1.300 metros cuadrados en dos plantas y con cinco salas de lectura diferenciadas, se ven inmersos en un universo literario compuesto por estanterí­as con forma de lámparas, escaleras laberínticas y techos con espejos, cuya magia varí­a según el ángulo desde el que se observa.


Los distintos espacios de ocio y lectura situados a distintos niveles y que producen una sensación envolvente, permiten a los visitantes sumergirse en los libros y sus pensamientos, reunirse con amigos y conocer a otras personas con sus mismos intereses, según el estudio de arquitectura que la ha construido, X-Living. El establecimiento alberga millares de libros dispuestos un escenario que parece sacado de una obra de ficción fantástica, cuya magia se respira en el ambiente y varí­a según el ángulo desde el que se observa.


"El diseño arquitectónico está inspirado en la rica historia literaria de Chongqing, ubicada al centro de China, una de las ciudades interiores más grandes del mundo que está repleta de rincones maravillosos y encantadores", informa a Efe, X-Living, desde Shangai.

La ciudad sigue ejerciendo como una atracción para estudiosos y amantes de la escritura y la literatura, un fenómeno que ha servido de inspiración para este proyecto, y que se intenta reflejar en este establecimiento, de acuerdo a X-Living. bicada en dos niveles, la tercera y cuarta plantas del edificio Zodi Plaza, en Yangjiaping, la librería cuanta con cinco áreas de lectura diferenciadas, y recibe a los visitantes con una sencilla fachada de vidrio cubierta con textos.

UNIVERSO DE LIBROS MÁGICOS SIN LÍMITES

Una vez dentro, los visitantes se encuentran con una serie de estanterías con forma de pantalla de lámparas dispersas por todo el vestíbulo de color marrón oscuro, donde pueden sentir que están en un estudio privado brillante y cálido, cuando observan los libros expuestos a la luz cálida proyectada desde el interior de los propios anaqueles, según los autores del proyecto. En una de las esquinas del vestíbulo hay una tranquila sala para leer, revestida en madera, con estanterías de libros que se extienden por las paredes alrededor de las mesas y bancos de lectura y que se curvan hacia el techo, decorado con hileras de tomos de libros iluminados. El objetivo de este diseño "es crear para el visitante un ambiente de inmersión en la literatura que invita a los visitantes a profundizar en el espacio y el conocimiento", indican desde X-Living. En la otra esquina del vestíbulo se encuentra la sala de lectura para niños, donde los libreros son de colores y representan distintos motivos del paisaje, los edificios y el transporte de la ciudad, "con lo cual los niños pueden sentirse envueltos por un encantador ambiente mientras leen", afirma este estudio fundado por la arquitecta Li Xiang.

Más abajo se encuentra el enorme e impresionante estudio principal o "pasillo o sala de las escaleras", donde los múltiples tramos de escaleras se entrecruzan y fusionan con las repisas de libros a distintos niveles y con trazados laberínticos. "Este polifacético interior se refleja en el techo con espejos duplicando, a la vista del observador, las dimensiones de una sala que de por sí­ ya resulta asombrosa", declara X-Living.

ESPACIO PARA REUNIRSE Y REFLEXIONAR

Al llegar a la cuarta planta, desde el "pasillo de las escaleras", se encuentra un área de ocio donde los visitantes pueden disfrutar del aroma del café o del sabor del buen té y sumergirse en un tranquilo mundo de diferentes historias, leyendo un libro. "Los libreros con forma de lámpara funcionan como cabinas dispersas, alrededor de las cuales pueden reunirse los visitantes con sus amigos para divertirse leyendo y disfrutar de su tiempo libre, en un momento compartido", indica el estudio de arquitectura.

Conectado a la zona de ocio hay otro extenso salón de lectura, donde se enumeran las obras de grandes mentes y los visitantes pueden deleitar sus ojos y enriquecer su mundo espiritual. "La librería­ no solo es un buen lugar para leer libros nuevos y buenos, sino además un espacio que invita a los visitantes a reflexionar sobre su propia vida y permite reunirse con amigos y conocer a otras personas" indican los arquitectos. Sin duda, un lugar encantado donde se puede descubrir, vivir y compartir la literatura de una manera única, llena de magia.

Fuente: El Universal