¿Qué fue de Stephen King? 10 curiosidades sobre su vida que quizás no sabías

¿Qué fue de Stephen King? 10 curiosidades sobre su vida que quizás no sabías

Stephen King es un escritor que todos debemos leer al menos una vez en nuestra vida. Seguro conoces sus historias, aún si no has abierto uno de sus libros, ya que sus tramas son tan impactantes que han encontrado un camino en el cine.

Es difícil recomendar uno sólo de los relatos de King, ya que además de sus ensayos, cuentos cortos y otros trabajos literarios, cuenta con nada menos que 50 novelas en su trayectoria. Es probable que mientras tú estés leyendo esto, él ya esté escribiendo la siguiente historia que nos dará pesadillas.

Para celebrar el cumpleaños #72 de Stephen King compartirmos contigo curiosidades sobre su vida y trayectoria:

1. Vivió entre penurias

Su padre les abandonó a su madre, a su hermano y a él cuando solo tenía dos años, así que el pequeño Stephen creció entre grandes apuros económicos. A pesar de ello, pudo estudiar en la universidad de Maine porque se la pagó él mismo con trabajos esporádicos, como en una lavandería y en una biblioteca. Precisamente así conoció a su mujer, Tabitha King, ella también trabajaba en la biblioteca de la universidad.

Se casaron en 1971 y durante años vivieron con sus tres hijos en un remolque, sobreviviendo con escasos ingresos que Stephen ganaba con sus historias cortas, publicadas en revistas.

Todo cambió con su novela Carrie. La mandó a una editorial que pareció olvidarse de ella, pero un día recibió una oferta de compra por 2.500 dólares de adelanto.

Poco después, los derechos de Carrie fueron vendidos por 400.000 dólares, de los cuales Stephen King recibió la mitad.

2. Su familia y amigos le salvaron de las adiciones

Durante los años 80, y ya en la cresta de la ola, Stephen King se sumergió en un pozo de adicción a la cocaína, el alcohol y otras sustancias. Su familia y amigos se reunieron y decidieron actuar juntos para poner fin a esa espiral de autodestrucción. Se plantaron en su casa y le mostraron los desperdicios de su estudio, lleno de bolsas de cocaína, marihuana, latas de cervezas, cigarrillos, tranquilizantes, analgésicos y antidepresivos, entre otros medicamentos.

Stephen King confesó que aquello marcó un punto de inflexión para él, dejó todas las drogas y el alcohol y desde entonces permanece sobrio.

Esos problemas se vieron reflejados en su segunda novela, El resplandor, en la persona de su personaje principal, el escritor alcohólico Jack Torrance.


3. Estuvo a punto de perder una pierna por un brutal atropello

En el verano de 1999 el escritor fue arrollado por una furgoneta y cayó a una zanja de cuatro metros de profundidad. El accidente, al parecer, se debió a la distracción del conductor, Bryan Smith, porque el perro que llevaba en la parte trasera de su vehículo no dejaba de moverse.

Stephen King sufrió graves heridas, entre ellas, colapso del pulmón derecho, múltiples facturas en la pierna y en la cadera y heridas en la cabeza.

Los médicos inicialmente consideraron la amputación de su pierna, pero finalmente lograron estabilizar los huesos con fijaciones externas.

Tuvo que someterse a cinco operaciones en diez días y después el dolor de su cadera se hizo tan insufrible que no podía permanecer más de 40 minutos sentado en una silla, lo que dificultó mucho su trabajo como escritor.

Todo esto parece sacado de una de sus macabras historias, y es inevitable no acordarse del argumento de Misery, pero en realidad escribió esa novela mucho antes, en 1987.

4. Una familia de escritores

Tabitha King es novelista como su marido, aunque menos conocida, solo ha escrito nueve novelas.

Ambos tuvieron tres hijos: Naomi Rachel (nacida en 1970), Joseph Hillstrom (1972) y Owen Phillip (1977). Naomi, la mayor, es ministra de la Iglesia Universalista de América y vive en Florida junto a su pareja, la doctora Thandeka, profesora de teología.

Sus dos hijos varones son escritores. Owen publicó en 2005 su primera colección de historias titulada We’re All in This Together: A Novella and Stories. También publicará este año una novela escrita junto a su padre, ambientada en una cárcel de mujeres, la mencionada anteriormente Sleeping Beauties.

Joseph Hillstrom es conocido por el seudónimo Joe Hill, y es autor del famoso cómic La capa y de una colección de cuentos que ha recibido numerosos premios, Fantasmas (20th Century Ghosts), publicada en 2005.

Su novela El Traje del Muerto fue publicada en 2007 y el director Neil Jordan compró los derechos de adaptación e incluso escribió el guion, pero el proyecto se quedó en suspenso. Lo que sí llegó a convertirse en película fue su novela Cuernos, estrenada en 2014 con Daniel Radcliffe (Harry Potter) como protagonista.

5. En tres de sus casas se cometieron suicidios

Hoy en día sus hijos están más que emancipados y Stephen King y su mujer Tabitha viven por temporadas en tres casas: una en Bangor, Maine, otra en el distrito Western Lakes de Maine, y una mansión frente al mar en el Golfo de México en Sarasota, Florida. En estas tres casas se produjo un suicidio antes de que fuera ocupada por la familia King.

También construyó otra casa en Connecticut, y en esta de momento no ha habido nada truculento (que se sepa). Durante un tiempo tuvo dos casas en Bangor, una muy cerca de la otra, y pensó construir un túnel para comunicarlas. Cuando le preguntaron por qué quería hacer tal cosa, él respondió, “porque puedo”.

6. Biblioteca

Stephen King cuenta con una biblioteca de más de 17.000 libros, y afirma que los ha leído todos, excepto algunas nuevas incorporaciones.

7. Un hombre solidario

El escritor creó con su mujer la Fundación Stephen and Tabitha King, que destina sumas millonarias cada año a diversos proyectos del estado de Maine, desde bibliotecas, departamentos locales de bomberos que necesitan actualizar su equipo así como escuelas y organizaciones que apoyan las artes.

En 2011, destinó 70.000 dólares para ayudar a familias que necesitaban pagar sus facturas durante el invierno.

8. Un escritor con alma heavy

Siempre escucha heavy mientras escribe, y este tipo de música también es su fuente de inspiración. De hecho alguna vez también ha participado en una banda de rock. Se confiesa un gran fan de los Ramones, en 2003 les escribió una dedicatoria en un álbum de homenaje a este grupo, We’re a Happy Family.

También le encanta AC/DC, y la música de este grupo siempre ha estado relacionada con su obra de alguna manera, en forma de citas, al igual que otros grupos heavies como Anthrax, Judas Priest y Metallica. El escritor prestó su voz a la introducción de la canción Astronomy de la banda Blue Öyster Cult, un tema de 1974 que relanzaron en los 80. Además el tema de este grupo (Don’t Fear) The Reaper fue parte de la banda sonora de su miniserie Apocalipsis.

Música heavy aparte, en los 90 colaboró con Michael Jackson en la creación de Ghosts , un vídeo musical de 40 minutos de duración, y en 2003 inauguró una columna sobre cultura popular en la revista Entertainment Weekly, columna que tituló The Pop Of King, una referencia a The King of Pop, Michael Jackson.

9. No le gusta firmar autógrafos

Durante un tiempo se dijo que Stephen King no firmaba autógrafos por una especie de rara superstición, pero en realidad a él no le gusta hacerlo porque rechaza cualquier clase de idolatría, odia las multitudes, ser una celebridad y nunca ha participado con ningún club de fans por esa misma razón.

Según su web oficial, solo firma autógrafos en eventos organizados por el lanzamiento de sus libros.

10. Es un ‘hater’ declarado de Donald Trump

En 2008 Stephen King apoyó la elección de Barack Obama y cuando se avecinó la era Trump puso el grito en el cielo. Se ha manifestado numerosas veces y sin pelos en la lengua en contra de su actual presidente, entre las perlas que ha soltado, me encanta esta: “Fuentes confiables revelan que Donald Trump es en realidad Cthulhu. El peinado absurdo no es absurdo en absoluto. Oculta los tentáculos”.

Pero ya puesto más serios, el escritor ha criticado especialmente el tratamiento de Donald Trump a los inmigrantes mexicanos. En junio de 2016 se refirió a Trump en Twitter como “un racista con el temperamento de un niño de 3 años“. Anteriormente también criticó duramente una ley de 2008 que se puso en marcha en Massachusetts, que restringía o censuraba la venta de videojuegos violentos a menores de 18 años.

King aseguró que, aunque no tenía ningún interés personal en los videojuegos, la ley le parecía “desastrosa”, “antidemocrática” e “inconsistente” en el sentido de que permitía que un chico de 17 años pudiera ver en cine Hostel pero le prohibía jugar a Grand Theft Auto: San Andreas, que era mucho menos violenta.

Fuente: 20 minutos.