Recorre la casa que todo amante de los libros quisiera tener

Recorre la casa que todo amante de los libros quisiera tener

Una familia amante de los libros remodeló una casa de 1950 y la convirtió en un rincón moderno y lleno de luz.

Los libros son las estrellas en la casa de una familia madrileña. Los padres y sus hijos decidieron comprar una construcción de 1950 y modernizarla con la ayuda del estudio Egue y Seta, quienes emplearon madera y microcemento como materiales principales.

La casa de 170 metros cuadrados está dividida en tres niveles. En la planta baja está el jardín, la sala, el comedor, la cocina y un pequeño baño; en el segundo nivel se ubican las dos habitaciones y un baño y en el tercer piso se instaló un rincón de lectura junto a una habitación para huéspedes.

Al ser una casa relativamente pequeña, los arquitectos utilizaron el color blanco para añadirle luminosidad y amplitud a cada espacio. Las enormes ventanas y puertas corredizas permiten el ingreso de luz natural.



Fuente: El Comercio